IMIM - Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques IMIM - Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques

Noticias

03/04/2019 - Nota de prensa

Los espacios verdes urbanos no benefician la salud de todos

Los espacios verdes sólo benefician la salud de los residentes privilegiados que viven en barrios que se están gentrificando

La creación de parques y zonas verdes en los núcleos urbanos tiene efectos positivos en la salud de sus residentes, de manera general. No obstante, al explorar en más detalle, sólo las clases sociales más favorecidas se benefician de estos espacios. Un nuevo artículo publicado por un grupo de investigadoras del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) y del Institut de Investigació Mèdica de l'Hospital del Mar (IMIM) pone de manifiesto que, aunque vivir en áreas con espacios verdes se asocia con una mejor salud autopercibida por parte de los residentes, dichos beneficios excluyen a las clases sociales con un menor nivel educativo y menores ingresos económicos.

La "ecologización" progresiva de las ciudades mediante la creación de zonas verdes, parques y corredores ecológicos puede tener efectos positivos para la salud física y psicológica de las personas. Este proceso creciente de "enverdecimiento" se ha asociado a la mejora de la calidad del aire, el fomento de la práctica de ejercicio físico y a la creación de vínculos sociales más fuertes entre los vecinos, reduciendo así niveles de estrés crónico y mejorando la salud en general. No obstante, estas transformaciones pueden ir acompañadas de procesos de gentrificación por los que la población originaria de un barrio de clase media-baja o baja es desplazada (social, cultural y/o físicamente) por los nuevos residentes de mayor poder adquisitivo que llegan a la zona atraídos por la oferta de viviendas y servicios más atractivos.

El estudio, llevado a cabo en la ciudad de Nueva York y publicado en la revista Health & Place, evalúa por primera vez si el proceso de gentrificación que están experimentando determinados barrios modifica la relación existente entre los espacios verdes y la salud. Para ello, tomaron datos demográficos y de salud autopercibida de más de 44.000 ciudadanos de NYC residentes en tres tipologías de barrio: barrios no gentrificables (los que ya incluyen muchos residentes de clases socioeconómicas altas), barrios que se estaban gentrificando, y barrios que no se estaban gentrificando .

Los resultados muestran que la cantidad de espacios verdes sólo provoca efectos positivos en la salud en el caso de los barrios que se están gentrificando. Sin embargo, dentro de esta tipología de barrio, sólo se benefician de los espacios verdes los ciudadanos más privilegiados, es decir, aquellos que cuentan con un mayor nivel educativo (al menos un título universitario) o ingresos económicos superiores. Así pues, los colectivos más desfavorecidos -como los grupos con menos ingresos o menor nivel educativo- no se benefician de vivir en barrios más verdes.

"La gentrificación modifica el efecto que la exposición a zonas verdes tiene en la salud, resultando en beneficios sólo para unos privilegiados", afirma la Dr. Helen Cole, primera autora del estudio y miembro del Laboratorio de Justicia Urbana Ambiental de Barcelona(BCNUEJ) del ICTA-UAB, quien afirma que las ciudades más verdes no siempre son justas y saludables por igual para todo el mundo y que los beneficios de los espacios verdes no suelen ser equitativos.

La cantidad de áreas verdes en las otras dos tipologías de barrio (barrios que no se están gentrificando) no se relaciona con efectos en la salud de los residentes. Esto puede ser debido a que el efecto de los espacios verdes se ve contrarrestado por otros determinantes de salud. Por ejemplo, los vecinos de barrios bienestantes pueden gozar de otros muchos servicios y de actividades de ocio con repercusión en su salud. Por el contrario, los de clases vulnerables presentan, en general, un estado de salud peor por sus condiciones socioeconómicas u otras desventajas.

La Dr. Helen Cole hace hincapié en la importancia de los resultados porque "un argumento habitual a favor de la gentrificación es que los "beneficios" de nuevas áreas mejoradas, como las que tienden a gentrificarse, tienen efectos en los residentes a largo plazo. Nuestros resultados indican que, cuando se trata de los beneficios de las zonas verdes en la salud, esto no parece suceder" y recuerda que "solo los que podríamos considerar "gentrificadores" se ven favorecidos, mientras que los vecinos con ingresos o niveles de educación más bajos no se benefician en los barrios que se están gentrificando". Por ello, los autores del estudio recuerdan que las intervenciones estructurales, como los nuevos espacios verdes, deben planificarse y evaluarse en el contexto de equidad y de cambio social urbano, y necesitan coordinar su acción con otros sectores y prioridades como son la salud o la vivienda.

Artículo de referencia

Cole H*, Triguero-Mas M, Connolly JJT, Anguelovski I. Determining the health benefits of green space: Does gentrification matter?. Health Place 2019; 57: 1-11.

Todas las noticias

Contacto

Jefe de Comunicación:
Rosa Manaut(ELIMINAR)

Servicio de Comunicación:
Marta Calsina(ELIMINAR)

Tel:
(+34) 93 316 06 80
(+34) 699 094 833

Doctor Aiguader, 88
08003 Barcelona

© Institut Hospital del Mar
d'Investigacions Mèdiques
Aviso legal y Política de Privacidad | Política de cookies | Mapa Web | Accesibilidad | Dirección y accesos | Contacto